Remedios naturales para la dermatitis

10 Impresionantes remedios naturales para la dermatitis atopica (Eccema)

Andas en busca de remedios naturales para la dermatitis atopica (Eccema), pues has llegado al lugar correcto. Si vives con dermatitis atopica, sabes lo que es buscar alivio para la piel roja y con picazón. 

Probablemente ya haya probado una variedad de productos. Desafortunadamente, algunos artículos pueden dejar su piel más seca e irritada.

Remedios naturales para la dermatitis atopica

¡No pierdas la esperanza todavía! Además de los medicamentos, hay muchas opciones que puede probar en casa para ayudar con sus síntomas. Los 10 remedios naturales enumerados a continuación pueden ayudar a reponer la humedad y proteger la barrera natural de su piel.

Las sustancias naturales, como el gel de aloe vera y el aceite de coco , pueden hidratar la piel seca y rota. También pueden combatir la inflamación y las bacterias dañinas para reducir la hinchazón y prevenir la infección.

10 Mejores remedios naturales para la dermatitis atopica (Eccema)

Remedios naturales para la dermatitis

Los remedios naturales no pueden curar la dermatitis atopica, pero pueden ayudar a controlar los síntomas y prevenir brotes. Este artículo analiza los mejores remedios naturales para el eccema.

Si está tomando medicamentos recetados para su eccema, es una buena idea consultar con su médico antes de probar nuevos remedios naturales.

1. Avena coloidal

La avena coloidal está hecha de avena finamente molida. Ayuda a calmar y suavizar la piel inflamada. La avena coloidal está disponible en forma de crema o en polvo. Cómpralo aquí

Aquí se explica cómo usarlo:

► Agregue el polvo al agua tibia del baño y remoje durante 10 a 15 minutos para ayudar a suavizar la piel áspera y aliviar la picazón.

► Después del baño, seque su piel con palmaditas y aplique una capa gruesa de humectante hipoalergénico que tenga un alto contenido de aceite.

2. gel de aloe vera

Remedios naturales

El gel de aloe vera se deriva de las hojas de la planta de aloe. Las personas han usado el gel de aloe vera durante siglos para tratar una amplia gama de dolencias. Un uso común es calmar el eccema.

Una revisión sistemática de 2015 analizó los efectos del aloe vera en la salud humana. Los investigadores informaron que el gel tiene los siguientes tipos de propiedades:

  • antibacteriano
  •  
  • antimicrobiano
  •  
  • sistema inmunitario
  •  
  • cicatrización de la herida

3. Aceite de onagra

El aceite de onagra proviene de la planta de onagra. Se usa tópicamente para calmar la piel irritada.

Cuando se toma por vía oral, se usa para tratar afecciones inflamatorias sistémicas como el eccema. El aceite de onagra contiene ácidos grasos omega-6 y ácido gamma-linolénico, que pueden desempeñar un papel en la prevención de la inflamación en el cuerpo.

LEER:  8 Impresionantes remedios naturales para la cistitis

Los resultados del estudio sobre el aceite de onagra para el eccema son mixtos. Aun así, muchas personas afirman que ayuda a reducir sus síntomas de eccema sin efectos secundarios negativos.

4. Vinagre de manzana

El vinagre de manzana es un remedio natural popular para muchas afecciones, incluidos los trastornos de la piel.

La Asociación Nacional de Eczema (NEA) informa que el vinagre de sidra de manzana puede ayudar con la condición. Sin embargo, recomiendan tener precaución, ya que los ácidos del vinagre pueden dañar los tejidos blandos.

5. aceite de coco

remedios

El aceite de coco se extrae de la carne de coco. Se puede usar como humectante natural. Según la Asociación Nacional de Eczema, las capacidades antibacterianas del aceite de coco pueden reducir las bacterias estafilococos en la piel, lo que ayuda a prevenir la infección y con estos remedios naturales para la dermatitis atopica te sentiras como nuevo.

Esto es importante para las personas con eccema porque los parches de piel inflamada pueden agrietarse y supurar, permitiendo que entren bacterias. Cuando lo aplique a su piel, elija aceite de coco virgen o prensado en frío que se procese sin productos químicos.

LEER:  10 Sorprendentes remedios naturales para el dolor de cabeza

6. miel

La miel es un agente antibacteriano y antiinflamatorio natural, y las personas lo han usado para curar heridas durante siglos.

Las conclusiones de una revisión confirman que la miel puede ayudar a curar heridas y aumentar la función del sistema inmunitario, lo que significa que puede ayudar al cuerpo a combatir las infecciones.

Otra revisión afirma que la miel es útil para tratar una variedad de enfermedades de la piel, incluidas las quemaduras y heridas, y que tiene capacidad antibacteriana.

7. aceite de girasol

El aceite de girasol se extrae de las semillas de girasol. La investigación ha demostrado que protege la capa externa de la piel, lo que ayuda a mantener la humedad y las bacterias afuera. El aceite de girasol también hidrata la piel y puede aliviar la picazón y la inflamación.

El aceite de girasol se puede aplicar, sin diluir, directamente sobre la piel, preferiblemente después del baño mientras la piel aún está húmeda.

8. Aceite de árbol de té

remedios

Los fabricantes obtienen aceite de árbol de té de las hojas del árbol Melaleuca alternifolia. Las personas a menudo usan este aceite para ayudar con los problemas de la piel, incluido el eccema.

LEER:  9 Impresionantes remedios naturales para los sofocos de la menopausia

Una revisión de 2013 identifica propiedades antiinflamatorias, antibacterianas y cicatrizantes en el aceite. Puede ayudar a aliviar la sequedad y picazón de la piel y ayudar a prevenir infecciones.

9. Hamamelis

El hamamelis es un astringente hecho de la corteza y las hojas del arbusto de hamamelis. Se ha utilizado durante siglos como un remedio tópico para la inflamación de la piel. Sin embargo, la investigación sobre el hamamelis para el eccema es escasa.

Aún así, el remedio a menudo se aplica para calmar la piel inflamada, secar las áreas que supuran y aliviar la picazón con estos remedios naturales para la dermatitis atopica te sentirás mejor.

10. Técnicas de relajación

El estrés es un desencadenante común del eccema. Aunque no está claro exactamente por qué, se cree que el estrés juega un papel en el desarrollo de la inflamación. 
 
Aprender a lidiar con situaciones estresantes utilizando técnicas de relajación puede ayudar a reducir los brotes de eccema.
 
Bueno esto ha sido todo espero que la información te haya sido muy útil y te haya servido, si fue así te en vito a que lo compartas en las distintas redes sociales, al igual puedes visitar nuestra pagina principal donde se publican todas los post recientes.

Deja un comentario